Rendimiento en café crece 600%

Rendimiento-en-café

Cosechar 84 quintales de café oro por manzana es una tarea que al productor Federico López, gerente general de la empresa cafetalera Joya de las Camelias SA, en Jinotega, le llevó muchos años de trabajo y disciplina. No le resultó fácil, admite, tomando en cuenta que es un sector con prácticas agrícolas arcaicas, carente de tecnología y con limitado acceso al financiamiento.

IMG_3308

Federico López – Gerente Joya Las Camelias

Pero aún así, Federico pudo elevar drásticamente la producción de cada una de sus 170 manzanas cafetaleras, cuando a nivel nacional en promedio se obtienen 12 quintales por manzana, según cifras del Ministerio Agropecuario (Mag).
Y mejor aún, el productor alcanzó estos rendimientos en el ciclo cafetero 2013-2014, cuando la producción nacional estaba deprimida por las afectaciones del hongo de la roya como consecuencia en parte a los efectos del cambio climático y las malas prácticas agrícolas.

“Disponemos del mismo sol y habilidades de países vecinos que presentan mayores rendimientos, que para lograrlos solo se requiere un mejor uso de los recursos que uno mismo dispone. Sin embargo, no dudo que se necesita crear alianzas más sólidas, disposición de créditos, mejores fertilizantes, tecnologías e insumos para el agro y hasta de mejores salarios para los trabajadores y que estos no emigren”, manifestó el productor.

IMG_3217

Douglas Romero – Gerente de Mercadeo RAMAC

Al igual que Federico, 59 productores más de la zona de Las Segovias han podido mejorar sus rendimientos en el marco del programa Agroamigos, que ejecuta la empresa Rappaccioli McGregor (Ramac SA), explica Douglas Romero, gerente de mercadeo de esta empresa. Fueron entre 35 y 40 mil manzanas de café las que se sometieron a mejores manejos agrícolas para elevar su producción.

Para Federico, lograr esos rendimientos fue una realidad que le permitió comprender por qué debe estudiarse el suelo previo a la siembra, para luego diseñar “la tecnología que más se ajusta a la condición de este, variedad del grano y prácticas más adecuadas en las propias fincas”.

OTRAS ALTERNATIVAS

Además otra de las prácticas que está ayudando a los cafetaleros a alcanzar niveles de cosecha por manzanas, como la de Federico, es el uso desde hace tres años de tubetes o sustratos minerales fósiles.

IMG_3185

Harold Sagastume – Gerente de Territorio America Central Berger

Harold Sagastume, gerente de territorio en Centroamérica de la empresa de soluciones agropecuarias Berger, explica que el caficultor coloca la semilla en esos tubetes y esta luego de desarrolla de manera más sana, comparado con a aquellas que crecen en las típicas bolsas negras. “En la medida que el caficultor se especializa en los procesos de cultivo de la mata de café, se busca elevar la calidad de la planta y que esta sea más resistente, por ello, el sustrato o tubetes como les llaman normalmente, son una alternativa más que garantiza una planta sana”, dice Sagastume.

Esta práctica se está empleando en Matagalpa, Jinotega y San Juan de Río Coco en Madriz. “Es incluso más económica pues si bien en un inicio se debe invertir en la infraestructura, luego cuando está instalada, comparas que hacerlo en bolsa cuesta 35 centavos de dólar, mientras que en los tubetes es de 18 centavos de dólar, eso les garantiza incluso que en un día se coloque más semillas en el tubete, que las cuida de las plagas con más eficacia”, explica Sagastume.

El productor Daniel Ruiz, de Cafetalera Rosales Pierson, en Matagalpa, también usó esta práctica y asegura que pasaron de obtener unos 15 quintales por manzana a cuarenta en el ciclo 2013-2014 y que la meta para el período 2015-2016 es alcanzar los cincuenta quintales de este grano.

“La nutrición es uno de los aspectos más importantes en este proceso, seguida del manejo de suelos, los fertilizantes y el control de nematodos, todo esto nos ayuda a ser más competitivos e incluso en los períodos de corte del grano requerimos de mayor mano de obra”, sostiene Ruiz, quien administra una finca de setenta manzanas donde cultivan en mayor porcentaje caturra y menor proporción catimor.

FOLIAR TAMBIÉN ES VITAL

Para el administrador Léster Palacios, de las fincas Apolo II y La Plata en Jinotega —ambas suman 90 manzanas dedicadas al café—, foliar con químicos a base de nitrógeno, fósforo y potasio es de vital importancia para lograr la sanidad de la planta.

“Por eso nosotros logramos rendimientos de 52 quintales por manzana con un trabajo constante en el ciclo pasado (2013-2014). Le dimos seis foliadas a los cultivos y ahora deseamos mantenernos en esos rendimientos”, expresó el productor, quien comenta que solo producen variedad caturra y catuai.

Para Federico López, gerente de Joya de las Camelias, en Jinotega, esta práctica garantizará incluso que las plantaciones estén saludables si se asienta un período de escasez de lluvia. “Nosotros no tememos al denominado fenómeno de El Niño, pero debemos estar listos para implementar riego, moler los fertilizantes y que el impacto del clima sea menor”, expresó.

Vía LA PRENSA

www.laprensa.com.ni

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario