Empoderando a los pequeños agricultores en Nicaragua

Rolando Payan

 

 

 

 

 

 

 

 

Como parte de The Good Growth Plan, Syngenta se ha comprometido a llegar a 20 millones de pequeños agricultores permitiendoles aumentar la productividad hasta un 50%.

 

En 2007, junto con la empresa agrícola RAMAC, Syngenta funda FrijolNica- ™ para capacitar a los pequeños productores sobre como mejorar el rendimiento a través de mejores prácticas agrícolas, tales como el uso de productos para la protección de cultivos y un mejor manejo de suelo.

El programa es uno de nuestros proyectos para pequeños productores claves en Latinoamérica, tanto desde un punto de vista empresarial visto a través de los ojos de uno de nuestros pequeños productores involucrados, Rolando Payan Osegueda.

Rolando es un pequeño agricultor en Nicaragua, donde se producen alrededor del 70% de los frijoles consumidos en América Central. Aquí habla de cómo el programa está ayudando a mejorar la calidad de vida de pequeños productores en su país.

¿Qué diferencia ha hecho el programa FrijolNica- ™?

El programa representa un importante cambio para la agricultura en Nicaragua. Ha dado lugar a mayores rendimientos, insumos bajos y aumento de hectáreas de producción de frijol. Se ha mejorado la productividad, que ha tenido un impacto positivo en la calidad de vida de nuestros productores. Esto ha incrementado no sólo su nivel de vida, sino también el de las comunidades en las que viven.

Syngenta ha sido un socio estratégico, apoyando al desarrollo del programa con nuestros productores, RAMAC como empresa local, así como con Esperanza Coop, una asociación de grandes productores que también funciona como la parte comercial de todo el modelo.

¿Qué ha ofrecido el programa especialmente?

Además del acceso a la tecnología del programa nos ha permitido incorporar nuevos elementos a lo que hacemos, tales como las mejores prácticas agrícolas y entrenamiento de uso seguro. Esto también asegura que usamos la tecnología de la manera más eficiente.

Pero yo creo que hay mucho más que podamos hacer. Tenemos que ver como podemos trabajar con Syngenta, RAMAC y Esperanza Coop para ampliar el programa a cinco veces el número de hectáreas que cubre hoy. Esto podría posicionar el cultivo como el número uno en el país.

También creo que hay un papel para el gobierno de Nicaragua también. Necesitamos explorar la forma en que, junto con Syngenta, RAMAC y Esperanza Coop, podemos desarrollar una asociación público-privada para ayudar a crear algo mucho más grande.

¿Qué tiene el programa destinado para usted en lo personal?

Tengo cuatro hijos, dos de ellos han decidido que quieren seguir mis pasos y trabajar en la agricultura. Esto es porque han visto que a través FrijolNica- ™ el cultivo de frijol ya no es más una labor de subsistencia, sino que se está convirtiendo en un negocio económico viable como cualquier otro.

Este mismo ejemplo es común en otras familias donde los niños han visto cómo sus padres han mejorado su calidad de vida y que ahora son capaces de ganar mejores ingresos a través de la agricultura.

Rolando participó recientemente en el primero de los dos días del panel de discusión dirigidos por Syngenta en la EXPO de Milán 2015, que tenía como objeto mejorar la seguridad alimentaria y los medios de vida rurales a través de la colaboración y las alianzas.

 

Fuente: Syngenta

 

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario