La calidad llevará al maní a mercados más exigentes

Pablo-zacarias

La empresa Agrícola Santa Luisa S.A., inició con 20 manzanas de maní en Chinandega, hace 35 años. Hoy tiene aproximadamente 5,000 manzanas en producción con ese rubro, distribuidas en Chinandega, León, Managua, Tipitapa, Granada y Nandaime.

Según Pablo Zacarías, gerente de Operaciones de la empresa, un cúmulo de conocimientos acerca del maní los ha llevado al éxito, lo que les permite hoy día afrontar con mayor confianza los desafíos de los precios internacionales y el clima.

¿Cuál es la expectativa del maní para el próximo ciclo productivo?

Si bien es cierto que hay que tener las reservas del caso, nuestras expectativas como empresa es no reducir áreas, basados en los trabajos que hemos venido haciendo en los años anteriores. Me refiero a la selección de tierras que son más aptas para el cultivo del maní de mejor rendimiento.
Como empresa tenemos 30 años en el negocio y hemos venido adquiriendo experiencias de ese tipo. Obviamente, hay que tener cuidado, pero esperamos y confiamos que todo va a salir bien.

¿Con respecto al precio del maní qué cuidados hay que tener?

El precio siempre es una consecuencia de algo, y si bien es cierto que nosotros como país no tenemos influencia en el mercado internacional, por medio de la calidad sí. Si nosotros nos enfocamos en calidad, seremos capaces de mejorar el precio por sí mismos.

Le pongo un ejemplo, el año pasado el precio promedio fue de US$22.90 por quintal, sin embargo, hubo productores que tuvieron precios más altos y otros que tuvieron precios más bajos. Eso se debe a calidad física (tamaño del grano, distribución en los calibres del grano, a lo entero que podría estar) y calidad organoléptica (contenido de aceite y otros parámetros que se ven en la industria manicera).

Estoy convencido que el futuro del maní en este país, así como en otros cultivos, está en enfocarnos en la calidad. Hay espacios para mejorar la calidad. No significa que la calidad del maní nicaragüense es malo, porque está reconocido como un maní de calidad en términos de características organolépticas. Hay espacio para mejorar en el maní y ese debe ser nuestro enfoque en los próximos años.

¿A dónde los llevará la calidad?

A mercados más exigentes, como mercados europeos, en los que ya se tiene presencia, pero siempre hay espacios. Siempre la calidad tiene un plus y da referencia de alguien o algo. En este caso, al enfocarnos en la calidad del maní nos dará un mejor nombre y por ende una preferencia de los mercados, que son los consumidores de los productos.

Como primer paso, tenemos que enfocarnos en lo que sí podemos controlar nosotros. Enfocarnos en lo que tenemos absoluto control y te estoy hablando del manejo agronómico de nuestra producción, del manejo de la calidad y del manejo pos cosecha. En la medida que nosotros hagamos nuestra tarea, podremos trabajar en lo que tal vez no tengamos tanta injerencia.

¿Todos los productores tienen esa oportunidad de mejorar en calidad?

Obviamente es un tema que no está dominado al 100%. Se necesita mucha investigación sobre qué de lo que hacemos nosotros impacta directamente en calidad, ya sea la manera en que cosechamos, la manera en que sembramos, los productos que usamos, y todo eso nos da espacio para investigar y mejorar.

¿En términos de productividad qué esperan este año?

Nosotros sembramos en todo el Pacífico y Centro de Nicaragua. El año pasado, en el occidente el efecto de la sequía fue mínimo. Llovió de manera regular, digamos. El mayor impacto lo tuvimos en Granada. Y es un poco de lo que le venía diciendo. La estrategia es escoger las áreas que presentan una deficiencia más marcada a la hora de El Niño por ejemplo, para descartarlas o cambiarlas. El año pasado cambiamos una cantidad hacia el sorgo.

Entonces esperamos que con las estrategias que hemos implementado no tengamos que reducir áreas y tener rendimientos similares a los que hemos tenido, que le estoy hablando de alrededor de 70 quintales por manzana, obviamente, con la reserva de las situaciones que se puedan presentar y el día a día. El éxito de todo es planificar. Nosotros planificamos desde enero para lo que va a suceder en diciembre. La preocupación de los maniceros nos está llevando a encontrar estrategias diferenciadas, que nos permitan seguir en la pelea.

En los últimos años han logrado incrementar sus rendimientos ¿Cuáles son las tecnologías que les han permitido conseguir ese logro?

Una de las cosas que ayudó a mejorar los rendimientos fue el cambio de variedad en el maní. Veníamos con un tipo de variedad conocida como georgia green y cambiamos a la GA 06, la que nos dio un diferencial de un 25% más en rendimiento por manzana, lo cual ha hecho que la industria crezca. En la misma área que tenemos producimos más maní, entonces tenemos más maní para comercializar.

65b81838f1eb11e495f30eb04a1bba78

Pablo Zacarias, Agricola Santa Luisa

Otra de las cosas ha sido la experiencia y las prácticas que se le hacen al maní. Antes no se hacía fertilización foliar, o muy poca, pero ahora sí es parte de una práctica agrícola, aparte de eso ya los bancos reconocen la fertilización foliar dentro de la estructura de costos. Los métodos de cosecha también. Ahora tenemos acceso a maquinaria más eficiente para levantar las cosechas.

Nuestros agrónomos y técnicos también conocen más el tema del maní. Este foro por ejemplo (Foro del Maní, realizado por la empresa Rappa-ccioli McGregor S.A., Ramac) también nos ayuda a compartir experiencias y desarrollar estrategias. Entonces es un cúmulo de varias cosas lo que nos ha llevado a mejorar los rendimientos. Tiene que ver, como dicen los estadounidenses, con el “Know how” del maní en Nicaragua.

El manicero

Pablo Zacarías
Profesión: Ingeniero agrónomo

Pablo Zacarías es parte de la empresa familiar Agrícola Santa Luisa, S.A., en la que desempeña el cargo de gerente de Operaciones.

Es un ingeniero agrónomo, graduado de la Escuela Agrícola Panamericana, Zamorano, de Honduras. También tomó una maestría en economía agrícola y agronegocios en la Universidad de Louisiana State.

Zacarías dice que de una u otra forma, siempre ha estado vinculado al maní.

 

Fuente: El Nuevo Diario

www.elnuevodiario.com.ni

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario